Se trata de una técnica heredada de los tahúres y las mesas de juego. La técnica consiste en dar la segunda carta del mazo en lugar de la primera. Existen multitud de versiones de esta técnica.